Tendencias foodies sin salir de casa

Pudiera parecer que la definición de foodie, ese explorador gastronómico que disfruta con cada nuevo hallazgo relacionado con la comida, desde una bodega o una cata de aceites hasta el mejor brunch de Madrid o el hindú más auténtico de la ciudad, pudiera parecer, como decía, que esa forma de relacionarse con el mundo choca frontalmente con la de ese otro ser casero que disfruta del calor del hogar en pantuflas. Y en la mayoría de los casos es así, no nos engañemos. Al foodie le gusta salir, buscar y descubrir.

Pero el acelerado ritmo actual ha provocado, aparte de muchas úlceras, algunas transformaciones positivas, como la evolución de la comida a domicilio desde las pizzas que monopolizaban el mercado de la telecomida hace sólo una década hasta los elaborados menús que hoy se transportan en un envase de aluminio por obra y gracia de cualquier motero.

En ese mismo sentido van surgiendo nuevas tendencias culinarias y experiencias que puedes probar alrededor no de “una” sino de “tu” mesa. Eso sí, aunque no tengas que salir, lo de cenar en chándal y zapatillas de estar en casa -con lo que te ha costado la broma- roza lo ridículo.

Cocineros a domicilio

Un paso más allá, una vuelta de tuerca al showcooking, el proceso de cocinar en directo ante los ojos de los comensales para que el disfrute de una cena no se limite al acto de comer, sino que empiece en el proceso de preparación, llega con esta nueva idea.

¿Te imaginas que has organizado una cena especial, tú, el mayor enemigo de los fogones pero, a la vez, dueño de tan exquisito paladar? ¿Te imaginas como se quedarían tus invitados si aparece un cocinero de primera categoría y se pone a preparar un menú acorde a vuestros gustos en tu cocina? Alguien se debió de hacer estas preguntas y se atrevió a combinar la cocina de autor en vivo con la idea de premiar al estómago sin salir de casa.

cocina en casa

El resultado esCocinero a medida’, una innovadora idea detrás de la que se encuentran un grupo de ocho cocineros experimentados y con currículos variopintos pero todos ellos enmarcables. Cada uno de los chefs está especializado en un tipo de cocina: comidas, cenas, aperitivos, menús para más de 70 personas o para empresas, barbacoas, veladas románticas…

En función de su especialidad y estilo de cocina característico, el cliente puede elegir quién quiere que sea su chef para esa velada especial -aunque el menú se adaptará a los gustos de los comensales-. Estos exclusivos cocineros no sólo se encargan de la preparación de la cena en el lugar elegido y en directo, sino que el servicio incluye la compra de los productos y la limpieza posterior. Y todo por un precio asequible.

cocinero

Entre los cocineros que actualmente se pueden elegir están Asier Azagra, de la escuela de Karlos Arguiñano y que ha trabajado con chefs como Andoni Aduriz o Martín Berasategui; Álex Jiménez, jefe de cocina en grandes eventos como el Cirque du Soleil y Hoteles HUSA; Ariel D’Avila, brasileño que plasma sus orígenes fusionados con comida asiática en cada uno de sus platos; Javier Ventura, amante de la cocina mediterránea y acostumbrado a coordinar eventos con centenares de comensales; o Daniela Laganá, que elige ingredientes para la elaboración de dietas vegetarianas, veganas y celíacas.

Por este cuidado mercado de chefs también han pasado otros chefs que dejaron hueco para las nuevas incorporaciones, como el mediático Julius, de Canal Cocina.

Cenas clandestinas con desconocidos 

Otra de las tendencias que más de moda está pasa por comer sin salir de casa, pero en este caso la de un desconocido que organiza la velada. Se trata de cenas clandestinas que el chef anfitrión prepara, en algunos casos en un restaurante o sala a puerta cerrada y en otros en su propio hogar.

la-santa-cena-de-david-lachapelle-1Uno de los pioneros de estas cenas con desconocidos fue el chef portugués Nuno Mendes, dueño de una estrella Michelín y discípulo de Ferrán Adrià, que en el 2011 comenzó a organizar en su apartamento londinense unas cenas en las que sentaba a su mesa a una serie de desconocidos. El exitoso proyecto duró varios meses y empezó a extenderse.

Además de en casas particulares o en restaurantes a puerta cerrada, los llamados supper clubs se pueden realizar en localizaciones especiales, como teatros abandonados o almacenes.

6bea655d4cc3798cffc1c41417209106

Cualquier cosa vale con la condición de que los invitados desconozcan hasta el último momento el lugar en el que tendrá lugar la cena, ya que el factor sorpresa y el carácter clandestino y exclusivo del evento son sus principales valores.

Sin salir de Madrid existen varias empresas que organizan, con periodicidad semanal o mensual, cenas de este tipo. El menú lo marca el anfitrión, que en muchos casos también es el que decide a quién invitará a la velada -conocidos, amigos de amigos, gente con recomendación o invitación de terceros…-. El precio pasa por una cifra cerrada o por la voluntad, dependiendo de los organizadores.

Una variante, de nuevo sin salir de casa, serían las cenas temáticas: terror, medievales… Una de las experiencias que más éxito ha tenido en los últimos meses es la de las cenas en torno a un misterio a resolver, tipo Cluedo en vivo. Ahora, la misma empresa ha decidido que si tú pones la casa, ellos te llevan el crimen a domicilio y te montan allí el espectáculo. Eso sí, en este caso ponen el muerto pero no la cena.

cluedo dinner

Sherpas de la comida: el turismo gastronómico

Como estamos hablando de ideas para que te lleven el plan culinario a casa no deberíamos hablar de esta, pero está haciéndose tan popular -sobre todo en Estados Unidos- que no quería dejar de nombrarla.

El de food sherpa es un nombre que salió del diario ‘The New York Times’ para definir a chefs, muchos de ellos reconocidos, que se dedican a hacer tours culinarios de ciudad en ciudad llevando hasta el consumidor los platos de la gastronomía en la que se han especializado. La idea pretende acercar los sabores de otros países, algo tan retratado en programas de televisión en los que un cocinero viaja alrededor del planeta en busca de lugares exóticos, recetas reinventadas, sabores nuevos… Y si no tienes tiempo ni dinero para permitirte las delicias del turismo gastronómico… que la montaña vaya a Mahoma.

street food

Por ejemplo, el famoso chef Jet Tila ha obtenido gran reconocimiento por los tours de comida tailandesa que organiza en Los Ángeles bajo la marca Melting Pot. Las rutas se realizan en días concretos -la próxima no es hasta el domingo 17 de mayo- y no están pensados para todos los bolsillos, pero nadie dijo que ser foodie en Estados Unidos fuera barato: 125 dólares por persona. La experiencia debe de valer la pena: el chef fue nombrado Embajador Culinario Oficial de los Estados Unidos por el gobierno tailandés en 2013.

En España no están expandiéndose tan rápido como en otros países pero existen algunos ejemplos de estos tours exclusivos, como los que realiza la empresa Culinary Backstreets por el barrio barcelonés de Gracia.

calçotMonocomebanana consejo: Nunca dejes de experimentar y probar cosas nuevas, la comida es todo un mundo por descubrir y disfrutar.

Acerca de Paula Cortés Sánchez

Nutricionista, Ciencia de los Alimentos y Comilona a partes iguales. Paula Cortés Sanchez Google +
Esta entrada fue publicada en Gastro FRIKI y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s