Baobab: entre Madrid y Senegal

El pasado sábado, el Mono estaba cansado de Comer Bananas y se preguntó, ¿qué habrá por este barrio que nuca frecuento para cenar? En el corazón de Lavapiés, se encontró de bruces con Baobab, comida Senegalesa. Su fachada es fácilmente reconocible, está decorada con una pintada del árbol que le da nombre. Y aunque lleva más de 8 años en esa esquina número 1 de la calle Cabestreros, nunca había oído hablar de él. Ante la duda sobre la comida, buscamos en el telefono móvil las características de esta cocina Africana:

De está influida por países como Francia, Portugal y por otros del norte de África. Es afamada en los países cercanos y la emigración la ha extendido fuera de África. Su ingrediente principal es el arroz que se prepara de muchas formas. Existen otros acompañamientos con cereales (generalmente mijo). Su posición costera, hace que el pescado sea un ingrediente frecuente en los platos. Uno de los platos nacionales de Senegal es el Thieboudienne(pescado marinado acompañado de legumbres y arroz). Los platos que emplean como base el arroz o el cuscús son muy frecuetes y variados. También se suelen macerar las carnes y pescados antes de ser cocinados.

Bien después de esto, (y las pocas ganas de cenar banana) nos decidimos a pasar la noche del sábado en la terraza del Baobab: principios de verano, muchos niños juegan en la calle y muchos somos los que hacemos cola. Extrañamente la gente es muy amable, servicial y esperan con calma. Alejarnos de la Gran Vía nos ha acercado al plácido ritmo Africano. Aunque el lugar no destaca por su elegancia si lo hace por su personalidad. La carta es sencilla: Arroz y Cuscus / Carne y Pescado. Todos los platos cuestan 7/8 euros. No hay ni entrantes ni postres y el vino blanco (no lo gastan). Directamente nos lanzamos a una sangría para dos y dos platos a compartir: Thiebou Yapp y Chou (arroz con pollo y verduras / cuscús negro con carne). Deliciosos los dos, algo picantes en el fondo, las cantidades son bastante grandes. Hay dos horarios no establecidos de cenas, los primeros sobre las 21h y los segundos, pasadas las 23h. El servicio es muy amable y ante lo que todos sabemos de los Africanos, muy rápidos a la hora de servir.

Total: 21 euros. Una sonrisa se pone en la cara de este Mono, hemos cenado una noche de sábado entre Madrid y Senegal por un módico precio, buena calidad y sobre todo genial compañía.

MonoComeBanana Consejo: Es más que recomendable probar nuevas comidas, experimentar el paladar y dar a conocer a nuestros sentidos nuevas formas de nutrirnos. Comer no ha de ser ni monótono ni una obligación, es necesario disfrutar! Recuerda consultar siempre la carta si tienes alguna alergia, una vez consultada: A disfrutar!

Acerca de Paula Cortés Sánchez

Nutricionista, Ciencia de los Alimentos y Comilona a partes iguales. Paula Cortés Sanchez Google +
Galería | Esta entrada fue publicada en #BananaRules, Foodies y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Baobab: entre Madrid y Senegal

  1. Pepa Zinc dijo:

    genial! probaremos hakuna matata !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s